Anuncio:
Deja un comentario

SEAT León vs. Volkswagen Golf, ¿y la diferencia?

Seat-Leon_SC_2014_800x600_wallpaper_07

Desde que el nuevo León salió a la venta ha acaparado multitud de premios debido a la gran mejora sufrida y por ser un producto muy bueno. Tanto es así que estamos hartos de oír esa frase de “no entiendo cómo Volkswagen ha dejado hacer un León tan bueno a SEAT”, teniendo en cuenta que pertenecen al mismo grupo y anteriormente tenían enfoques distintos. Aún así, siempre ha habido una diferencia importante tanto a nivel de calidades, como a nivel de precios entre el León y el Golf, ¿pero cómo es esa diferencia entre ambos productos tras la mejora del modelo español?

Para empezar, debemos decir que no meteremos el A3 en el meollo por el hecho de que la mayor parte de dudas se suscitan entre el Golf y el León. Normalmente se trata del típico, el León cuesta tal y el Golf cuál, por un poco más tengo un coche mejor, pero entonces surge eso de ¿vale la pena el sobreprecio por la mejora? Pues depende de lo que se busque y con lo que se conforme cada uno. De todos modos, lo que vamos a mirar ahora son esas diferencias entre ambos.

Volkswagen-Golf_2013_800x600_wallpaper_04

Para empezar, la gama del León cuenta con un motor de acceso con una potencia más baja, el 1.2 TSI de 86cv que, con el acabado Emoción y en versión SC cuesta 14.670€. En cambio, la versión más accesible del Golf se llama Edition y cuenta con un motor 1.2 TSI de 105cv, al precio de 18.740€. Si escogemos la versión más básica del León con el motor 1.2 TSI de 105cv, tenemos que saltar al acabado Reference y entonces el precio sube hasta los 18.440€.

Seat-Leon_SC_2014_800x600_wallpaper_2f

A nivel de equipamiento prácticamente llevan lo mismo, ya que en principio el Golf no lleva el sistema multimedia con pantalla táctil, pero debido a un paquete que se incluye de forma gratuita tenemos el mencionado elemento. Las llantas de aleación y el apoyabrazos delantero tampoco están presentes en el León, pero sí en el Volkswagen en el paquete gratuito.  Entonces, otra diferencia remarcable es que el Golf viene con un árbol de serie. No creas inocentemente que te van a regalar un olivo para que plantes en el jardín de tu casa, sino que se trata de un proyecto de Volkswagen en el que plantan una serie de árboles en unos bosques para compensar las emisiones de los coches vendidos.

Volkswagen-Golf_2013_800x600_wallpaper_27

Así pues, en la versión básica tenemos una diferencia de solo 300€ entre ambos modelos, los cuales nos dan, además, llantas de aleación, apoyabrazos delantero y el árbol (¡que no falte!). ¿Y qué pasa en otras versiones más potentes? Pues ahí las diferencias ya empiezan a notarse algo más. Un León 1.4 TSI de 122cv Style cuesta 20.230€, 2.510€ menos que un Golf con idéntica motorización y acabado Advance, con un precio de 22.740€. Si saltamos al motor 1.4 TSI de 140cv tenemos que el León con acabado FR cuesta 22.250€, mientras que el Golf Sport con el mismo motor sale en 25.050€, lo que da una diferencia de 2.800€ justos. Este motor también está disponible con la terminación Style por 20.770€, pero creemos que es más justo comprarlo con el FR para igualarlo más a nivel de equipamiento.

Seat-Leon_SC_2014_800x600_wallpaper_5c

Así pues, vemos que en los modelos más comunes la diferencia de precio es mayor y el equipamiento es bastante similar. Quien sólo tenga en cuenta estos datos dirá que es una tontería pagar de más por un Golf, pero no hay que olvidar que los acabados interiores del alemán siguen siendo muchísimo mejores, el nivel de insonorización y aislamiento está a años luz y hay toda una serie de pequeños detalles que marcan la diferencia.

De todos modos hemos hablado de precios oficiales y ya se sabe que del dicho al hecho hay un trecho. Con esto quiero decir que cuando vamos a un concesionario SEAT a pedir un León, hay una serie de descuentos bastante suculentos. En cambio, en Volkswagen son algo más tímidos en este aspecto, lo que termina de dar algo más de diferencia entre el precio de ambos compactos.

Volkswagen-Golf_2013_800x600_wallpaper_34

Antes no sufríamos tanto este problema, pues los acabados interiores del León eran muy malos, con plásticos duros por todas partes, pantallas monocromo difíciles de mirar y un diseño bastante soso. Cuando lo sumábamos todo sólo teníamos que decidir si queríamos un buen coche algo más caro o un compacto que cumpliera por un precio más bajo. Ahora hay que elegir entre un coche muy bueno a un buen precio, u otro algo más caro pero incluso mejor.

Entonces, ¿qué coche hay que comprar? Pues eso lo sabrás tú, según lo que prefieras, el León ha mejorado muchísimo y está claro que le va a dar algunos mordiscos al pastel del Golf, pero siguen teniendo sus diferencias y eres tú quien debe ponerles precio.

Fuentes: SEAT, Volkswagen y Netcarshow.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *