Anuncio:
Deja un comentario

Quiero y no puedo vol.4: Motores a través de altavoces

BMW-M5_2012_800x600_wallpaper_f5 altavoces

¿Recordáis el característico sonido de un Renault R5 GT Turbo? ¿Y el sonido metálico de los M3 E46? ¿Y ese bramido intenso y estridente del V10 de los Lamborghini? A menudo, al oír todos estos sonidos mencionados, una sensación de felicidad invade nuestro ser. Ese sonido es capaz de embriagarnos, de erizarnos todo el vello del cuerpo y dejarnos con la piel de gallina. Nos hace sentir, nos hace vivir, nos hace soñar. Solo deseamos volver a oír esa melodía in crescendo, sobretodo en el tacómetro; deseamos que esa música celestial nunca llegue a su fin entre los altibajos de las revoluciones cambiantes.

El problema es que esa pureza de sonido se está perdiendo con las prácticas llevadas a cabo por algunas marcas. También es verdad que las normas cada vez son más estrictas, incluidas las de contaminación acústica, pero un buen sonido no tiene por qué superar el valor máximo permitido de decibelios.

BMW-M5_2012_800x600_wallpaper_7c altavoces

Muchos aficionados entre los que nos incluimos los integrantes de Motorizados nos llevamos las manos a la cabeza cuando BMW anunció que el nuevo M5 F10 reproduciría el sonido del motor a través de los altavoces del sistema multimedia del vehículo. ¡Y nosotros pensando que el sonido venía de los escapes! No decimos que lo que pueda experimentar el conductor no sea un buen sonido, pero es como si estuvieran haciendo trampas, algo no cuadra. Considerando que bajo el capó hay todo un V8 sobrealimentado, no entendemos cómo puede ser mejor hacerlo sonar por los altavoces.

Otro coche que recurre a esta práctica es el nuevo Renault Clio RS 200, que ahora lleva un 1.6 turboalimentado bajo el capó. También recurre al sistema de altavoces del vehículo para reproducir su sonido. Habrá quien dirá que un motor de cuatro cilindros no suena bien, que en este coche la importancia es menor o cosas parecidas. Desde aquí le decimos a toda esa gente que nosotros lo consideramos igual de grave que en el BMW porque se trata de un sentido relacionado con la pasión y con el sentimiento que se tiene hacia un coche. El habla del coche es su sonido y le están poniendo un distorsionador de voz. Recordad las líneas con las que empezábamos, ¿recordáis el característico sonido del R5 GT Turbo?

Renault-Clio_RS_200_2013_800x600_wallpaper_01 altavoces

No queremos que el sonido del escape caiga en el olvido, queremos que nuestro vello corporal siga erizándose, que nuestra piel siga cogiendo relieve y que continuemos sintiendo esa felicidad en oír un buen motor trabajando en todas sus RPM.

Fuente: Netcarshow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *