Anuncio:
Deja un comentario

Esos coches desconocidos: Renault Wind

Renault-Wind_2011_800x600_wallpaper_0b

Inauguramos esta sección en la que hablaremos de aquellos coches que, o bien ni siquiera sabemos de su existencia, o bien han pasado bastante desapercibidos por nuestro mercado. Empezamos con el Renault Wind, un coche que prometía bastante cuando salió, y su falta de éxito lo ha hecho desaparecer de nuestro mercado.

Estamos ante un roadster biplaza con techo duro derivado de la plataforma del Twingo, que salió a la venta en 2010. En un principio empezó a venderse con dos motorizaciones, un 1.2 TCE de 100cv y el 1.6 16v de 133cv que montaba el Twingo RS. Sus precios empezaban en los 18.095€ del 1.2 y subían hasta los 19.300€ en el caso del 1.6. Pueden parecer elevados si pensamos en que era la plataforma del Twingo, pero tenemos que considerar que no había ningún roadster nuevo que se acercase a esos precios.

Renault-Wind_2011_800x600_wallpaper_11

Con un peso de 1.131kg, con el 1.2 turboalimentado lograba alcanzar los 100km/h desde parado en 10,5 segundos y 190km/h de máxima, mientras que con el 1.6 aumentaba su peso hasta los 1.173kg, pero lograba detener el cronómetro en 9 segundos para el 0-100km/h y llegar a una velocidad máxima de 201km/h.

Sobre el papel tampoco estaba nada mal para lo que ofrecía: tenía un precio razonable, unas especificaciones interesantes, roadster,… El problema vino en que se encontraba en un mal sitio en el mercado. Era demasiado radical para la gente normal, pero era demasiado normal para la gente radical; me explico. Alguien que no tuviera una mentalidad de verdadero aficionado, al buscar un descapotable de bajo precio valoraba más las cuatro plazas que podían tener rivales de la talla del Peugeot 207CC y parecidos. Además, la sensación claustrofóbica del interior debido a una trasera muy alta, terminaba de espantar a los posibles clientes.

Renault-Wind_2011_800x600_wallpaper_0e

Los aficionados tampoco se fijaban en el Wind, pues ellos buscaban un roadster de verdad, con tracción trasera y generalmente con forma de coche en lugar de la forma de albóndiga que tenía el Wind. Así pues se encontraba solo y triste con poca gente a quien llamara la atención.

Es curioso ver la gran depreciación que han sufrido estos coches, será que ni de segunda mano los quiere nadie. Solo se encuentran unidades con el 1.2 TCE pero, si nuevos costaban 18.095€, hay bastantes unidades con menos de 20.000km por precios que rondan los 9.000€. Incluso los hay con menos de 5.000 y 10.000km que rondan esos precios.

Renault-Wind_2011_800x600_wallpaper_01

Sinceramente, si me tuviera que comprar un coche pequeño para ir por ciudad y no necesitara dos plazas extras, tendría muy en consideración este coche, a parte de por su reducido precio, por ese extra que nos aporta el hecho de ser descapotable y estar algo más pensado hacia la diversión que un Twingo, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *