Anuncio:
2 Comentarios

Deportivos de bolsillo

deportivos de bolsillo

No es fácil en los tiempos que corren poder darse el gustazo de poseer unos buenos deportivos de bolsillo con el único objetivo de divertirse . Por ello y siendo conscientes de esto último, tenemos dos opciones: la primera de ellas es cruzar los dedos y desear que para la próxima quiniela nos toque un buen pellizco, o la segunda y más realista, que sería tomar nota de este articulo y darse cuenta que para disfrutar no hace falta gastarse 180.000 euros en el ultimo modelo de Ferrari, sino dejarse seducir por ciertos modelos que nos ofrece el mercado, los cuales no precisan de 500 caballos que nos “empotren” contra el asiento para sacarnos una sonrisa.

Hay para todos los gustos , desde un “equilibrado” Toyota GT 86 a un todo poderoso BMW Z4 sDrive 35is , pasando por un exclusivo Alfa romeo 4C y culminando con el nuevo y precioso Porsche Cayman. ¿Hay algo en común entre ellos? Todos demuestran que la industria aún se acuerda de los entusiastas a precios “razonables”.

Empecemos con el Alfa Romeo. Lo primero que salta a la vista y como es costumbre en la marca italiana son sus curvas, esa imagen de felino y coche puramente deportivo, esas líneas sensuales que, especialmente en su parte trasera, rozan lo erótico y es que debemos recordar que Alfa Romeo invierte gran parte de su presupuesto en el apartado estético.

deportivos de bolsillo

Concebido con el único propósito de emocionar tanto a la vista como en sensaciones el 4c cuenta con un chasis de construcción mixta aluminio/carbono y, complementado con dos subchasis y jaula antivuelco (todo en aluminio), consigue bajar su peso en báscula a los 920 kilos. Todo esto sumado a sus 240 caballos turbo, nos hacen ya darnos una idea de lo que nos prepara.

Nada más sentarnos en él, destaca su volante achatado y cuadro digital en contraste con el llamemos “clásico” interior que, bajo mi punto de vista, deja algo que desear comparado con el trabajo realizado en el exterior. Quizás se aprecie demasiado “plástico”, pero pronto sus espléndidas butacas y puesto de conducción nos obligan a olvidar.

deportivos de bolsillo

deportivos de bolsillo(No todo son ventajas , el escaso maletero de 110 litros unido a su perfil biplaza no hace de éste un coche muy práctico)

 Del motor poco se puede decir que no se sepa, se trata del mismo que monta el Giulietta QV, pero ligeramente optimizado. Cierto es que para los más puristas este apartado no sea del todo gratificante y, después del 8c y su brillante 8 cilindros, lo mas justo para este modelo hubiera sido un buen V6 al más puro estilo Alfa Romeo, pero quién sabe si los italianos tienen guardado bajo la manga algún próximo modelo llamado 6C en el que equipar dicho motor; el tiempo lo dirá.

deportivos de bolsillo(El sonido no sorprende, pero era de esperar en un cuatro cilindros)

Dejemos ya temas técnicos y vayamos con lo que el coche transmite y sus prestaciones: la primera marcha es corta , muy corta diría yo, lo cual me hace ya entender por que Alfa Romeo equipa el sistema “Launch Control”. Es muy útil si no queremos quedarnos en el sitio quemando rueda y asustando al personal que nos rodea a la salida de cada semáforo . Pero lo cierto es que una vez habiendo enganchado las Pirelli P-Zero al asfalto y hundido el pedal a fondo se nota como el motor central empuja de forma contundente y nada despreciable; el 4C anda y mucho, tanto es así que en aceleraciones es capaz de poner en apuros a deportivos que casi le doblan en potencia.

deportivos de bolsillo(De líneas límpias, a la zaga del 4c solo le encontramos como mejorable las salidas de escape, algo pequeñas y disimuladas para nuestro gusto).

Una vez dispuestos a analizar el manejo de este minideportivo, nos encontramos el verdadero valor de éste, la dirección precisa al más puro estilo Lotus, acompañado por un agarre increíble, sobretodo en curvas lentas, donde el conjunto es firme y solo conseguiremos “cruzarnos” si abusamos de pedal y forzamos la maniobra.

En resumen, ¿es este pequeño Alfa Romeo tan bueno? Si nos fijamos en la exclusividad, en que es un auténtico rompe cuellos allá donde va, que se maneja como un verdadero “kart”, que resulta bonito hasta decir basta y que su precio acompaña por lo que ofrece, desde luego que tiene muchas papeletas para ser el elegido de esta comparativa, pero no nos precipitemos y prosigamos con nuestro siguiente candidato.

deportivos de bolsillo

Turno ahora de un coche que si en algo se caracteriza es en enmarcar el verdadero estilo deportivo japonés. Y es que si algo saben hacer bien esta gente es ofrecer productos de calidad y sin subirse por las ramas. Como ejemplo pondré al superdeportivo Nissan GTR, un coche… ¡corrijo! Mejor llamarlo por su nombre, un verdadero “cohete” que rivaliza y supera a modelos que le doblan en precios y que tiene muy claro para lo que está creado, pues ni es un referente en acabados interiores, ni se obsesiona con optimizar consumos, más bien se centra en cómo mandarte para casa con taquicardias a base de prestaciones.

Por tanto vamos con el siguiente candidato. Motor atmosférico delantero, fiel a la propulsión, siguiendo con la tradición Nipona y de peso contenido, entendemos que el Toyota GT 86 es digno para considerarse una buena opción a tener en cuenta si lo que queremos es pasarlo “teta” una mañana de domingo o ¿por qué no? también ir a la panadería o al supermercado, porque éste es un coche polivalente, con un maletero de verdad, con un interior digno y aprovechable para el día a día y, por si no queríamos más, nada caro para el segmento “coupé deportivo” en el que está encasillado.

deportivos de bolsillo(Admitir que sin llegar a ser feo estéticamente, el Toyota tiene un cierto aire “tunero” que a muchos no gustará y otros tantos saciará con su estilo racing)

A primera vista tenemos delante un coche de dimensiones parecidas a un Nissan 350z, pero mucho más ligero y económico con precios que parten de los 29.000 euros, valor que le sitúa en una posición privilegiada si tenemos en cuenta la relación precio – prestaciones y que con ese dinero solo nos llegaría para un compacto de tracción delantera y similar potencia.

Interiormente está bien resuelto, sencillo pero con lo necesario y sin quedarse atrás con los extras, como puede ser un ya un conocido y habitual GPS integrado en el conjunto del salpicadero o un buen climatizador bi-zona.

deportivos de bolsillo

Ya dentro y sentados en sus butacas, se aprecia un buen puesto de conducción, no sin llegar a ser tan brillante como en el caso de Alfa, pero bueno al fin y al cabo, y un tacto de la palanca de recorridos cortos y precisos, los cuales me hacen recordar la opción automática por unos 3400 euros que ofrece la marca que, bajo mi punto de vista, no se tercia necesaria con un buen cambio manual como éste.

Una vez en marcha, su motor de 200 caballos no desmerece en absoluto y se siente suave a cualquier régimen de giro, regalando al conductor un bonito sonido por encima de las 4500 revoluciones y un atmosférico propulsor que le gusta estirar las marchas y sacar todo su jugo cerca de el corte. Bien es verdad que sus aceleraciones no son del todo brillantes para la potencia y peso del conjunto y en ocasiones se puede echar en falta potencia si vamos bajos de revoluciones, pero es compensado con un espléndido manejo y una dirección precisa que nos permiten aprovechar la potencia prácticamente en todas las circunstancias y, si lo deseamos, sacar de “paseo” la zaga, gracias a unas reacciones muy neutras que rara vez nos darán un susto.

Pero esas cualidades tienen un precio y en este caso la suspensión se hace dura de aguantar en trayectos largos junto con un habitáculo que no se esmera precisamente en aislar el sonido del motor (cosa que gustará a muchos).

deportivos de bolsillo(Motor bóxer de inyección directa que asegura la entrega de 200cv a 7000 rev / minuto)

Por lo tanto el Toyota GT 86  no es ni el más rápido ni el más exclusivo y, posiblemente, tampoco el más bonito, pero lo que si marca la diferencia es su precio, con una diferencia de 20.000 euros respecto a otros modelos aquí mostrados. Muy a tener en cuenta este dato, pues el coche da lo que promete, que es buenas dosis de diversión y un motor fiable y preparado para tales alegrías.

Llegó la hora de unos de los platos fuertes, el Porsche Cayman.

deportivos de bolsillo

El pequeño alemán que aún en su versión básica de 275cv deja con la boca abierta a sus hermanos los 911 y da un “puñetazo en la mesa” para dejar claro que la precisión, la calidad y la rapidez no tienen por qué ir de la mano de 400 cv. Se perfila como un verdadero deportivo de los de “motor colgando”, de esos que los de Porsche saben hacer tan bien, con una calidad de construcción solo a la altura de unos pocos y un manejo preciso como el mejor bisturí de un cirujano plástico.

Podemos pensar que sus precios que parten de los 57.000 euros en su versión básica son altos, pero… ¿realmente los vale? Teniendo en cuenta que es ya de por si 27.000 euros más caro que el Toyota y solo ligeramente más que el Alfa , el Cayman tiene por delante una tarea difícil para justificar tal desembolso y no me vale solo con decir que es un Porsche para ello. Pues bien, a primera vista es muy parecido al anterior Cayman de primera generación, solo cambian distintos elementos como faros y poco más, pero ojo, no nos equivoquemos en pensar que es solo un mero restyling por que nada más lejos. Comparte una nueva estructura como el 911, es más ancho, más bajo y aumenta la distancia entre vías, todo ello consiguiendo bajar el peso total del conjunto en unos 40 kilos respecto al anterior. Por si no parece suficiente se le añade uno de los mejores cambios automáticos del mercado denominado PDK, de doble embrague y 7 velocidades, que además de mejorar prestaciones, según Porsche, baja consumos. En este caso sí que recomendamos el desembolso que requiere el PDK porque es sencillamente sublime.

Porsche-Cayman_2014_800x600_wallpaper_23

A primera vista se aprecia una mejor calidad de construcción tanto en ajustes interiores como exteriores, se deja ver muy compacto y bien definido con el estilo clásico de Porsche . Dentro del habitáculo se respira un ambiente que, a diferencia del Alfa y el Toyota, este sí que es de calidad, tanto a la vista como al tacto .

deportivos de bolsillo(Se observa como el nuevo Cayman mantiene el contacto en el lado izquierdo del volante, característico de la marca).

Ponemos en marcha el motor y ¡ahora si! el ronroneo del 6 cilindros bóxer se deja notar, obligando por completo al conductor a bajar la ventanilla y deleitarse con la sinfonía que emana de los escapes, no por ello siendo ésta ni molesta ni estridente, más bien lo contrario.

Decididos a pisar a “tabla” el acelerador, sorprende el descomunal agarre del eje trasero, entonces es cuando comprendemos que se le queda “pequeño” el motor a semejante chasis, y que muy posiblemente diera cabida sobradamente a 150 cv más sin inmutarse. Las marchas son engranadas con una rapidez increíble y sus 275cv empujan… ¡vaya que si empujan! Tanto que da que pensar si merece la pena la versión Cayman S de 325cv y 75.000 euros.

Enlazando curvas nos fijamos como el manejo es muy similar al del Alfa Romeo, pero aportando a la vez más confianza para rodar rápido que ése, siempre con el característico manejo que tiene el montar el motor colgando atrás, que particularmente una vez “pillado el truco” resulta extremadamente eficaz .

deportivos de bolsillo

Por lo que a la pregunta de si vale la pena dicho desembolso, mi respuesta es ¡rotundamente SÍ! Vale cada céntimo que cuesta y sus 275cv son más que suficientes para mover el conjunto con una ligereza pasmosa. Si a esto le sumamos su gran calidad interior, solo quedaría “empatizar” con el diseño del alemán y dar el sí quiero .

Por último modelo a analizar, otro vehículo alemán, pero de distinto perfil deportivo y configuración, que precisa de otros valores a tener en cuenta para captar a los exigentes clientes de la conducción a cielo abierto. Es el caso del BMW Z4 35is DKG que si bien asegura diversión, no llega a los niveles dinámicos de la competencia, perfilándose más suave de reacciones aún contando con un enérgico motor bi-turbo de 340cv. Y este sí que es de los que te dan los buenos días “aplastándote” contra el asiento.

Ofrece una monstruosa cifra de par de 500 NM la cual garantiza el 0-100 km/h en menos de 5 segundos y unas prestaciones casi calcadas al serie 1M, capaz de marcarse el kilómetro con salida parada en menos de 24 segundos (esto ya son palabras mayores).

deportivos de bolsillo

En cuanto a estética se refiere, en este caso lo dejo bajo vuestra opinión, pues particularmente no me transmite nada en especial, cierto que es bonito y bien acabado, pero quizás demasiado conservador al estilo de la marca como pasa con el Cayman.

Comentar que es de largo el modelo más caro de la comparativa con unos precios que parten de los 67.000 euros para su versión S Drive, que son 11 millones de las antiguas pesetas (que se dice pronto) y más caro me parece aún si tenemos modelos más al alcance, como un exclusivo Alfa Romeo 4c o un magistral Cayman.

Otro punto en contra para el z4 es su peso de 1600 kg en orden de marcha (600 kilos más que el Alfa Romeo), lo cual solo sería positivo si lo compráramos al peso, solo ahí el BMW nos saldría más económico.

No obstante el magnífico chasis y la electrónica luchan contra las leyes de la física llegando a hacer de este coche un buen deportivo rutero con el que poder hacer cruceros de altos vuelos y, en autopista y a velocidades legales, marcarse unos consumos realmente dignos para semejante caballería.

deportivos de bolsillo(Como era de esperar , para un cabrio biplaza el maletero es prácticamente de adorno)

En el interior se aprecia el buen hacer de los materiales y ajustes, con cientos de posibilidades a la hora de elegir tapicerías y materiales, porque si algo bueno tiene BMW es un amplio abanico de extras a disposición del cliente. Bien es cierto que en la versión S Drive ya viene completo, incluido el pack M .

deportivos de bolsillo

Una vez en marcha y en parado, el sonido, a diferencia de los antiguos 6 cilindros de BMW (sin turbos gemelos), no es de los que enamora. Solo pasando de las 3500 revoluciones apreciamos un agradable “gorgoteo”.

Muy distinto a todo esto son las prestaciones, las cuales nos hacen sentir en todo momento que llevamos algo “gordo” entre manos y da igual que circulemos a 2000 RPM que con un ligero movimiento de pié tenemos a nuestro alcance potencia suficiente para adelantar a tres camiones.

deportivos de bolsillo

En curva no responde nada mal, gozando de un gran aplomo y seguridad, y la única forma de sentirlo pesado es en curvas cerradas o de baja velocidad, en las que si nos precipitamos al “abrir gas” antes de tiempo, posiblemente el eje trasero no dé abasto con tanta potencia y nos juegue una mala pasada. Es de esos coches que requieren de toda clase de chismes electrónicos si queremos ir realmente rápido, cosa que para mí, le quita gracia al asunto.

En resumen, cuatro opciones de lo más variadas, cada una a su estilo y con distintas cualidades para enamorar. De ahí ya cada uno que saque sus conclusiones: si lo que prima es el atractivo de un buen italiano, la relación calidad precio de un japonés, la precisión de Porsche o incluso la experiencia de conducir a cielo abierto.

Yo desde luego lo tengo claro, ¿y tú?

Fuente: Netcarshow

2 comments on “Deportivos de bolsillo

  1. Borja¿Para cuándo un artículo del BMW //M3 E46? O unos sobre los M54, o los M50
    Adivina quien soy

  2. bonito articulo:quiero ver mas pruebas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *