Anuncio:
Deja un comentario

Nuevo Audi TT, más insinuaciones

TTC140001_medium1-960x448

Al igual que hizo ayer Toyota con el Aygo, hoy Audi hace lo propio con el nuevo TT, mostrándonos algunas capturas discretas e información descriptiva de lo que quiere conseguir el modelo en sí. Así pues, analicemos el comunicado de Audi.

En cuanto a fotos, en lugar de mostrarnos algunas capturas con la luz apagada como hizo ayer Toyota, la firma alemana nos muestra unos dibujos que nos delatan el origen del diseño y la línea conseguida. También nos ofrece un par de capturas del faro delantero y el trasero, ya que parecen estar muy orgullosos del sistema de alumbramiento LED que incorporará este TT.

Audi TT

Analizando el dibujo del exterior, lo que más nos llama la atención son las llantas. Nos parecen desproporcionadas y nos hacen recordar ese poema de Quevedo que empezaba con “Érase un hombre a una nariz pegado” solo que en este contexto vendría a ser tal que “Érase un coche a unas llantas pegado”. De todos modos, esto solo es un efecto del dibujo ya que la versión física tendrá unas medidas más racionales.

TTC140002_medium-960x435

Otra cosa que nos llama la atención del exterior son los rasgos que ha adquirido este nuevo TT. La primera versión que salió allá por el 1998 tenía forma de albóndiga, la segunda versión perdía esas redondeces tan exageradas y cambiaba a unas formas más rectas que le acercaban más a las tendencias del momento. En esta tercera generación los diseñadores se han inspirado en la albóndiga de 1998 pero han hecho lo mismo que hizo Volkswagen con el Beetle. Recordemos que en el nuevo escarabajo, cogieron el New Beetle de 1998 le dieron forma de albóndiga pisoteada y lo volvieron heterosexual al quitarle la flor del salpicadero. En el nuevo TT no había flor que quitar, pero también le han dado forma de albóndiga pisoteada. Con esto han conseguido unas líneas muy horizontales que le dan robustez al conjunto y le aportan un extra de dinamismo. Ahora tiene una línea moderna, con rasgos del primer TT y con una imagen mucho más deportiva.

TTC140003_medium-960x678

Respecto al interior, hace un tiempo Audi ya desveló cómo sería, así que es normal que no se le haga referencia en el comunicado de hoy. Lo más novedoso que encontramos en él, es la desaparición de la pantalla que presidía el salpicadero, pues está incorporada en el cuadro de mandos, donde habría el velocímetro y el tacómetro; así se facilita su lectura y se aporta ligereza al salpicadero. Destacan las reminiscencias aeronáuticas, pues se ha dado forma de ala de avión al salpicadero y los aireadores (que incorporan los mandos del climatizador) recuerdan a las turbinas de un avión. Aún así, nos consta que aunque pongamos el aire a tope, el coche no despega.

CES140057_medium1-960x639

Para terminar solo nos resta decir que deberemos esperar once días para poder ver el prototipo final y para conocer los datos técnicos que Audi aún no ha proporcionado. De todos modos, nos quedamos con este nuevo diseño atlético y más deportivo, la vuelta a los orígenes del primer TT en algunos aspectos y el interior arrancado de un Boeing. 

Fuente: Audi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *