Anuncio:
Deja un comentario

Nissan IDx Freeflow e IDx Nismo, ¿esperanzas?

112189_1_5

En el salón de Tokyo, Nissan ha presentado dos conceptos muy iguales pero muy distintos entre sí, el IDx Freeflou y el IDx Nismo. Viéndolos parece que al diseñarlos se ha hecho un guiño al pasado, y con la deportividad que sugieren podríamos pensar (inocentemente) que por fin sacan algo para competir con el Toyota GT-86, pero leyendo sus intenciones vemos que ese objetivo no se contempla por ninguna parte. Continúa leyendo porque lo analizamos.

Hace un tiempo, el fabricante mundial con más lavadoras y electrodomésticos varios en su catálogo, Toyota, decidió sacar un coche al mercado, acordándose de aquellos deportivos que tan bien sabía fabricar. Se llamaría GT-86 y por fin haría callar a todos esos aficionados que deseaban un deportivo a buen precio. Con los 200cv del motor bóxer, la tracción trasera, unos neumáticos ideales para divertirse y un diferencial autoblocante a un precio de alrededor de 30.000€, creó un producto redondo. En su línea también salía el Subaru BRZ, exactamente el mismo coche pero con algún que otro ajuste en la relación de las marchas. Aún así los aficionados queremos más competencia, más dónde escoger, pero eso no llega. De vez en cuando alguna marca saca un prototipo, pero o se pierde por el camino, o lo terminan lechuguizando, como es el caso del concepto del nuevo Opel Monza, una completa aberración.

Nissan, al sacar estos dos prototipos confieso que me ha dado esperanzas. Al ver el diseño he dudado en si sería realmente lanzado, pero no sería la primera vez que Nissan saca con éxito un coche con líneas de modelos del pasado (mirad el Nissan Figaro). Al superar esa fase lo segundo que he mirado ha sido el voladizo delantero. Si os fijáis, en los coches con motor transversal y tracción delantera, el eje motriz está muy cerca de las puertas delanteras del coche, dejando un voladizo delantero (distancia entre el eje y el extremo del parachoques) muy largo. En cambio, en los coches de tracción posterior, el motor suele ser ir montado en disposición longitudinal, de modo que el eje delantero queda más cerca del extremo del parachoques (tiene el voladizo delantero mucho más corto). Por eso, me he alegrado al ver que el eje delantero estaba muy avanzado, lo que indica motor longitudinal y tracción trasera.

112190_1_5

El problema ha venido cuando he empezado a leer el comunicado de prensa y he visto que en lugar de un discurso de prestaciones, frenadas, diversión y autoblocantes se hablaba de la importancia de la generación de chavales nacida en los ’90, llamados “nativos digitales” para diseñar y crear a partir de sus ideas este coche. En diseño, yo, muchos aficionados al motor y los “nativos digitales” creo que estamos de acuerdo. El conflicto entra en el apartado mecánico al leer que el IDx Freeflow montará llantas de 18″ en una carrocería de 4,1m (son excesivas), motores 1.2 y 1.5 y lo peor de todo, la aburridísima caja de cambios CVT de variador continuo. 

112193_1_5

Podríamos consolarnos con la versión Nismo, que invita a unos motores más potentes y la posibilidad del cambio manual. En este caso, si las llantas de 18″ nos parecían excesivas, las de 19″ que monta esta versión aún nos lo parecen más, contando además, la pérdida en dinámica que eso genera. Leyendo el comentario, además, nos volvemos a echar las manos a la cabeza al leer que está pensado para los jugadores al mítico Gran Turismo de la PlayStation. No es que el Gran Turismo sea un mal juego, yo mismo lo he jugado muchas horas, pero de ahí a basarse en él para crear un coche hay un buen trecho.

112191_1_5

En cualquier caso, no dudamos de que si Nismo está por en medio, el IDx con dicha nomenclatura puede tener unas prestaciones y sensaciones de órdago, el problema está en que ya no será un concepto de deportivo hecho desde cero como pasó con el GT-86, sino que será una oportunidad dejada de lado con una versión deportiva.

112192_1_5

Fuente: Nissan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *