Anuncio:
Deja un comentario

La esencia del frasco pequeño: Smart Fortwo y Forfour

Smart-fortwo_2015_800x600_wallpaper_3d

Hacía tiempo que en la gama Smart sólo encontrábamos un modelo, el Fortwo, que ya empezaba a mostrar signos de cansancio en sus líneas. Es por eso que Smart nos presenta el nuevo Fortwo y un integrante más de la gama, el Forfour. Esta vez, ambos están basados en la misma plataforma. Así pues, echemos un vistazo a este par de pelotillas.

A nivel estético lo que más destaca es el frontal con una apariencia mucho más robusta al tener unos faros más grandes y anchos y un parachoques que sobresale un poco por delante de éstos. De todos modos, la vista lateral denota un morro muy cuadrado que descompensa un poco el aspecto del coche. Las líneas de las esquinas del parachoques fluyen por los pasos de rueda delanteros y, en las puertas, destacan las líneas ascendentes.

Smart-fortwo_2015_800x600_wallpaper_16

En el interior, como ya era habitual en las otras generaciones de Smart, predomina el colorido, aunque ahora todo el conjunto del salpicadero parece más convencional, como el que encontraríamos en cualquier otro coche. De hecho, incluso la cerradura de la llave para encender el motor está en la columna de dirección, cuando antes se encontraba entre los asientos, junto a la palanca de cambios. Aún así, conserva una originalidad que da alegría a ese interior.

Smart-forfour_2015_800x600_wallpaper_30

Que este coche ha sido desarrollado junto a Renault no es un secreto, pues el Twingo utiliza la misma plataforma que el Smart Forfour. De hecho, si nos fijamos en la parte trasera del Forfour es inevitable que nos venga a la mente el nuevo Twingo. Sin embargo, en el interior hay algunos elementos que vienen directamente del grupo Renault, como las manecillas de las puertas y el pomo de la palanca de cambios.

Smart-fortwo_2015_800x600_wallpaper_3e

Otro sitio donde ha habido grandes cambios ha sido en la plataforma. El Fortwo conserva los 2,69 metros de longitud de la generación anterior, pero ahora es más ancho, pues en esta cota llega a los 1,66m. Esto se ha hecho para solventar unas de las grandes quejas: la estabilidad y el confort de suspensión. Antes el Fortwo era una tabla que se movía a saltos entre los baches de la ciudad. Quizá tampoco tan exagerado, pero sí que acusaba una excesiva dureza de suspensiones. Con el ensanchamiento de vías se pretende resolver ese problema. En cuanto al Forfour, como utiliza la misma plataforma que el Fortwo, tanto anchura como altura son idénticas (1,66m y 1,55m respectivamente), pero la longitud total es de 3,49m gracias a una distancia entre ejes mayor.

Smart-fortwo_2015_800x600_wallpaper_20

Desde la marca se defienden las ventajas de tener el motor y la tracción detrás, y lo hacen con los números de la maniobrabilidad. El Fortwo anterior necesitaba un espacio entre paredes de 8,75 metros para poder dar la vuelta sin maniobrar; el nuevo Fortwo sólo precisa de 7,3 metros y el Forfour de 8,95 metros. Si hablamos de girar entre dos bordillos, entonces el Fortwo necesita 6,95 metros y el Forfour 8,65. En un coche de las dimensiones del Forfour pero con motor y tracción delantera, nos acercaríamos fácilmente a los 10 metros de diámetro de giro.

Smart-forfour_2015_800x600_wallpaper_16

Un apartado donde el Fortwo impresiona es en la capacidad del maletero, con 260 litros. Es bastante si consideramos que el Forfour aquí sólo ofrece unos miserables 185 litros, lo que nos deja espacio para demasiado pocas cajas de cerveza.

En cuanto a seguridad, se han hecho múltiples pruebas lanzando estos Smart contra el Mercedes-Benz Clase C y también contra el hermano mayor, el Clase S, en el cuál podríamos meter el Fortwo en su maletero. En dichas pruebas se ha confirmado que la carrocería del Smart, compuesta de una combinación de aceros de alta resistencia, es segura mucho más allá de las típicas pruebas Euroncap. Además, al tener forma de huevo de avestruz deforme, el viento lateral puede llegar a ser un problema, así que monta de serie el sistema Cross Wind (viento cruzado) que, a partir de 80km/h, actúa sobre los frenos para que tengamos que hacer menos correcciones con el volante para seguir nuestra trayectoria. Cuando este sistema se activa, nos lo indica el mismo testigo del ESP.

Smart-fortwo_2015_800x600_wallpaper_47

A nivel mecánico se ofrecen tres motores tricilíndricos, el más potente de ellos con inhalador (turbo), de 60cv, 71cv y 90cv. Los motores de la anterior generación ya eran tricilíndricos así que aquí no nos podemos quejar de downsizing ni de la arquitectura de los motores porque siempre han sido así. Aquí el cambio significativo es la transmisión: antes los motores iban siempre acoplados a una vetusta transmisión automática lenta y poco acertada. Ahora, en cambio, se puede optar por un cambio manual de cinco velocidades o por un automático de séis de doble embrague.

Smart-fortwo_2015_800x600_wallpaper_4b

Por lo que a equipamiento respecta, tenemos tres niveles distintos: Passion, Prime y Proxy. En todos ellos el equipamiento es bastante completo pero, al venir Smart de una marca como Mercedes-Benz, la lista de opciones será más larga que la factura de teléfono de una adolescente en celo. Así pues, encontramos elementos más propios de gamas superiores, como la alerta ante cambio involuntario de carril, el control de crucero con radar de proximidad y otros sistemas por el estilo.

Smart-forfour_2015_800x600_wallpaper_34

Sólo nos queda hablar de los precios y, pese a que no se han facilitado aún, en el comunicado de prensa dicen que serán muy parecidos a los del Fortwo existente. En cuanto al Forfour, a igualdad de motor y equipamiento habrá un sobreprecio de 600€, nada descabellado teniendo en cuenta lo que ofrece.

Fuente: Daimler y Netcarshow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *