Anuncio:
Deja un comentario

El Toyota Aygo y el término diversión

Toyota AYGO (1)_1024x683

Hace unos días Toyota presentaba el Aygo y mostraba unas fotografías del modelo en una sala en la que se les olvidó encender la luz. También hablaban de la diversión y nosotros matizábamos el tipo de diversión del que se trataba. Ahora, con fotos con el modelo bien visible, vuelven a hablar de esa diversión.

Echando un vistazo en el exterior vemos como un inconformismo en sus líneas. Algunas de ellas empiezan siendo curvas, pero antes de poder demostrarlo quedan cortadas por una recta; fijaos en los pasos de rueda y en las esquinas de los parachoques, por ejemplo. También el frontal parece que siga este juego porque el morro es completamente curvo, pero la gran X que se forma desde el pilar A hasta el parachoques podría asimilarse a una tachadura, como un rechazo a toda esa curvatura.

Toyota AYGO (32)_

La trasera es mucho más angulosa, con un portón del maletero que comprende solo el cristal trasero y unos pilotos alargados en los lados del mismo. Otro aspecto que llama la atención de la trasera es que, igual que en la parte delantera, el parachoques queda dividido en dos partes, una más hundida que otra, aunque en este caso no es ninguna X la que provoque esa partición.

Toyota AYGO (20)_1024x683

Respecto al interior, se nos presenta un diseño muy fresco y juvenil, con un toque original. Hay muchos elementos en el color de la carrocería, un gran velocímetro justo delante del conductor más parecido al de una moto y una pantalla de gran tamaño en el tablero central. Las molduras en plástico negro brillante y un volante ligeramente achatado le terminan de dar ese toque actual.

Toyota_AYGO Interior (1)_1024x683

En las fotos de prensa llama al atención la unidad de color naranja con las llantas y otros elementos pintados en negro. Por el momento no sabemos nada de versiones y equipamientos pero creemos que tiene un toque bastante radical poco visto en Toyota, más acostumbrada a hacer coches más neutros y para la gente políticamente correcta (con permiso del GT86).

Toyota AYGO (15)_1024x683

Entonces y yéndonos hacia el término diversión, debemos decir que Toyota esta vez ha dicho que se trataría de diversión en la conducción, pero luego lo relaciona con el tipo de diseño “J-Playful”. Después de leer esa frase con la mezcla de conceptos nos damos cuenta de que ahí alguien se ha hecho un lío entre ambos términos. Es como si hablásemos de una mujer con nuestro amigo y le dijéramos: “me gusta mucho porque es inteligente y alegre, sobretodo con esos enormes pechos”. ¿Qué tiene que ver el tamaño de los pechos con la inteligencia de la muchacha? Nada de nada, que nosotros sepamos no hay ningún estudio que trate el tema.

Pues lo mismo pasa con el término diversión y el Toyota Aygo. A veces los urbanos pueden resultar alegres de conducir por su conducción fluida más pensada para ámbitos urbanos, pero la diversión va más reservada a máquinas de sensaciones. Si hubiera una versión de desmedida potencia quizá sí podríamos estar hablando de diversión al volante, pero el problema es que en el comunicado se habla sobretodo de versiones híbridas. Es difícil divertirse intentando mantener la aguja en el rango de consumo más bajo.

Toyota AYGO Interior (3)_

Para terminar solo nos resta decir que nos mantendremos atentos sobre la información relacionada con los precios y el equipamiento de las versiones que se anuncien. Dejando de lado la discusión sobre la diversión, es un urbano diferente (ahora todos quieren serlo), original y que no tiene mala pinta.

Fuente: Toyota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *